Probióticos y beneficios

La Organización Mundial de la Salud, define probiótico como: “Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped”.

PicsArt_1376302307438

Hace una semana 37irina pidió información acerca de los probióticos y su consumo y la verdad es que me parece un tema acertado e interesante.

Voy a empezar comentando que los probióticos son bacterias beneficiosas en forma de suplementos nutricionales o alimentos fermentados que pueden tomarse para intentar sustituir o complementar la flora autóctona dañada. Se puede decir que es justo lo contrario a antibiótico. Y sus efectos pueden ser muy beneficiosos.

images

La pregunta que nos hacemos ahora mismo es ¿qué puede dañar la flora?

El estrés o la inclusión de antibióticos y otros fármacos son algunas de las causas que toman parte periódicamente. Otras, como la dieta, influyen diariamente de acuerdo con nuestra alimentación habitual.

En la actualidad, gran parte de la población sufre pequeños trastornos digestivos (mayormente derivados de una alimentación moderna). Esta alimentación puede llegar a repercutir en nuestra salud cerebral e incluso en la de nuestros descendientes (ya comenté un poco mas sobre este tema en la entrada sobre Hidratos). Por ello, es conveniente conocer y valorar opciones para tomar medidas oportunas y prevenir así enfermedades que deriven de estos trastornos digestivos.

Ecologiablog_bebe

 

Primer paso: Conocer los alimentos probióticos

Los alimentos probióticos son alimentos con microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino tras su ingesta ejerciendo importantes efectos fisiológicos. Estas bacterias probióticas sobreviven al paso por el tracto gastrointestinal implantándose en el colon o en el intestino delgado y así, mejorar la salud del huésped.

probiotics

Ingeridos en cantidades suficientes, sus efectos pueden ser muy beneficiosos:

probioticos-sh-456

  • Mejorar el equilibrio: Contribuyendo al equilibrio de la microbiota intestinal del huésped
  • Prevenir infecciones: Actúan a nivel del tubo digestivo estabilizando la composición de las bacterias intestinales, mejorando y activando las defensas aumentando así  la resistencia del organismo frente a las enfermedades infecciosas.
  • Evitar contaminación: Producen sustancias que ayudan a combatir algunas bacterias potencialmente patógenas, producen vitaminas y enzimas digestivos.

probioticos1

  • Reducir la diarrea: Ciertas cepas de probióticos acortan la duración de la diarrea aguda vírica. También se utilizan para prevenir la diarrea por antibióticos (ver Nota1)
  • Reforzar el sistema inmunitario
  • Ayudar a mejorar los síntomas y problemas (astenia, problema de defensas, períodos de lactancia…)

Si tenemos en cuenta algunos de estos beneficios intuiremos que pueden ser especialmente interesantes para personas que tomen exceso de antibióticos, personas con diarreas, gastroenteritis o flatulencias o personas con un organismo muy estresado. También existen problemas de salud que responden favorablemente a los probióticos: Alergias, autismo, infecciones virales crónicas, infecciones urogenitales, hepatitis, cirrosis hepática, tuberculosis, meningitis, diabetes, infecciones clínicas, enfermedades autoinmunes…

Otros casos en los que se recomienda su consumo: Consumo de antibióticos (los antibióticos pueden matar una gran parte de la flora intestinal y la administración de probióticos supone una aportación de bacterias favorables), hipercolesterolemia, infecciones de las vías urinarias (cistitis), la vagina o el intestino, parásitos intestinales, candidiasis, afecciones cutáneas como el acné, la psoriasis y el eczema, alergia (el 80 % de las defensas tiene raíces en el intestino), gota (reducen acido úrico), artritis y otras afecciones reumáticas (levantan el sistema inmune y el organismo puede liquidar mejor las inflamaciones), gingivitis (puede enjuagarse la boca de forma periódica con una solución de probióticos).

Como es de suponer, en la actualidad, el mayor uso de los probióticos se da en el campo de los trastornos gastrointestinales: Infecciones virales del tracto digestivo, enterocolitis, diarrea, enfermedades inflamatorias del intestino (p.e Crohn), síndrome del intestino irritable, intolerancia a la lactosa…

images (4)

No quiero excederme en esta entrada con las investigaciones realizadas a lo largo de la historia que avalan este alimento como suplemento. Solo destacaré que el uso de probióticos como parte de tratamiento ha resultado exitoso  en las últimas décadas  incluso se ha demostrado que, en muchos casos, la simple adición de probióticos al tratamiento, no solo mejora el cuadro clínico sino que también cura la enfermedad.

Quizás ahora entendemos mejor que su consumo este creciendo rápidamente.

¿Que alimentos probióticos existen? ¿Cómo conseguirlos?

La leche materna es una fuente natural de probióticos.

Otros alimentos que contienen esta clase de microorganismos son: yogures frescos, leches fermentadas, kéfir, jocoque, chucrut, tempeh, miso, horchata de chufa… Como veis muchos son fermentados de leche o soja.

Actualmente existen muchas formas de adquirir estos productos y esto puede repercutir en la calidad de los mismos por los procesos que siguen durante su elaboración. P.e, cuando nos referimos a Yogures frescos, no se incluyen los pasteurizados ya que el proceso de pasteurización acaba con muchas de las bacterias necesarias y por ello el yogur pasteurizado habitual, no se puede considerar un probiótico a efectos. Por este motivo, recomiendo su elaboración casera o la consulta de sus propiedades previa adquisición del producto (podéis consultarme haciendo click AQUÍ)

¿Cómo tomarlos?

En la mayoría de los casos, se pueden incluir en la dieta como suplementos aunque en muchísimos recomendaría iniciar “restauración de la flora” para lo cual debería seguirse un tratamiento natural que llevaría más tiempo.

Quizás lo más sugerente a este nivel y siempre a termino general  (ver Nota3), sería hacer un par de semanitas de “restauración” elaborando deliciosos caldos con huesos o espinas y en un par de días empezar a introducir los probióticos progresivamente (1 cucharada el primer día, 2 el segundo…), hasta consumir varias cucharadas por toma. Y sería mucho mejor aun si esas cucharadas se añadieran al caldo templadito.

Precauciones

  • Se deben utilizar las dosis de probióticos recomendadas; dosis más bajas pueden no producir efecto alguno y dosis muy altas pueden llegar a ser nocivas en casos puntuales con patologías concretas (ver Nota2).
  • Es importante ser muy cuidadosos en la conservación de los productos probióticos, ya que muchos de ellos necesitan una temperatura determinada o inferior para mantenerse efectivos.
  • Algunos estudios recomiendan su ingesta horas antes o después de los antibióticos para que éstos no disminuyan su efecto.
  • Si es un caso con gran acidez, lo único capaz de resistirla será algún probiótico en capsula (consultar antes de comprar para saber cómo seleccionar el más adecuado).
  • Los probióticos son perfectamente seguros para personas sanas. Sin embargo no recomendaría su ingesta en organismos muy  debilitados p.e: sida, cáncer, desnutrición o personas con defensas enfermas por problemas congénitos. Tampoco en enfermos muy graves.

Receta

Os voy a dejar una receta sencilla sacada de un libro que utiliza los probióticos en el tratamiento de enfermedades que derivan del síndrome del intestino (GAPS). Espero que os resulte útil: D

Col Agria/Chucrut: Col fermentada

Picar una col mediana (puede ser blanca, morada o mezcla de ambas). Agregar 2 zanahorias ralladas y, MUY IMPORTANTE: 1-2 cucharadas de sal (esto ayudará a retener el liquido para que las propias bacterias naturales de la col hagan su función y además eliminará los microbios de putrefacción en las etapas iniciales de la fermentación). Amasar bien la mezcla con las manos hasta que se obtenga suficiente jugo (si la col no es muy jugosa, se puede añadir un poco de agua). Envasar la mezcla en un vaso o recipiente esmaltado adecuado presionando firmemente para que no quede aire y la col quede cubierta por su propio jugo. Colocar un plato en la parte superior (que tenga 1 cm menos de diámetro que el recipiente utilizado para que permita el escape de los gases que provocará la fermentación. Después colocar un objeto suficientemente pesado sobre el plato para que la col permanezca sumergida (ya que esta ira aumentado su tamaño). Cubrir todo con un trapo.

En casa, a temperatura ambiente, tardara entre 5-7 días en estar listo.

También se puede envasar en frascos para fermentar siempre y cuando quede perfectamente cubierta con su jugo y se deje un espacio de 2 centímetros hasta la tapa para que se pueda expandir.

chucrut-sauerkraut

Como comentaba, recomiendo incorporar progresivamente a la dieta (tal y como he indicado anteriormente). Después de su introducción, podemos pasar a consumir el probiótico 15 minutos antes de la ingesta.

—————————————-

Nota1: Existen pruebas que sugieren que pueden ser eficaces en la diarrea persistente de los niños y actualmente se están estudiando las mejoras que se obtienen con la ingesta de probióticos en otras enfermedades p.e: diarrea del viajero, mal absorción de lactosa, mastitis.

Nota2: En resumen, hacen falta más estudios de calidad que nos aclaren la eficacia de estos productos.

Nota3: Evidentemente, si sufres algún problema persistente, sintomatología mencionada, alguna enfermedad inflamatoria del intestino o incluso algún síntoma que afecte a nivel cerebral; esta “restauración rápida” no te serviría y deberías someterte al tratamiento completo adaptado a tu estado (puedes consultarme haciendo click AQUÍ).

—————————–

Espero que la entrada os haya resultado de interés. Recordaos que podéis consultarme al mail cualquier duda. Gracias por leer y hasta la próxima 😀

Anuncios

Acerca de namaemioji

Nutricionista profesional experto en patologias digestivas, naturopatia, alimentacion deportiva (personal trainer)... Ver mas informacion haciendo "click" en Namae Mioji (junto a inicio).
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Probióticos y beneficios

  1. Irina dijo:

    Hola!!! Gracias por la entrada y por avisar!!, que ando a tope de curro (que ganas de vacaciones). Según iba leyendo me daba cuenta que debido a toda la publicidad había asociado los probióticos solo a los yogures y productos comerciales (y de ahí mi duda de si realmente funcionaban) y me había olvidado totalmente del origen natural de los mismos (lo que nos hace la tele jeje). Me has abierto los ojos de nuevo, además lo de la horchata de chufa y el chucrut suena mmmm ricorico.
    Hasta junio que dejé (casi) los lacteos, yo tomaba todos los días religiosamente mi “yogurcito” y no he notado ningún cambio al dejarlo pero me gusta tu opción, si pruebo te comento.
    Un beso, guapa.

    • namaemioji dijo:

      Nada guapa!!! tú me diste la idea 🙂 y tenerte aqui es un placer.

      Los yogures pasteurizados practicamente carecen de las propiedades probioticas que debieran poseer, por eso no notas diferencia.

      Ya me contarás, si. Ademas mañana publicaré una entrada sobre cereales y esta recuperacion de la flora puede ser beneficiosa para mejorar la digestion de cereales.

      Un besote Irina:D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s